Noviembre 2021: Adif adjudica mejoras en las líneas ferroviarias Guillarei-frontera portuguesa y Monforte-Vigo.

Noviembre 2021: Adif adjudica mejoras en las líneas ferroviarias Guillarei-frontera portuguesa y Monforte-Vigo.

El objetivo es aumentar la capacidad y fiabilidad de la red para incrementar los tráficos.

Adif ha aprobado la adjudicación de un contrato para la rehabilitación de tres trincheras en la red ferroviaria gallega de ancho convencional, una de ellas en la línea Guillarei-frontera portuguesa y otras dos en la de Monforte de Lemos-Vigo. El contrato, adjudicado a la empresa Contratas Vilor por un importe de 1.6 millones de euros, comprende el refuerzo y reparación de las tres trincheras ferroviarias con el objetivo de mejorar sus condiciones de conservación y durabilidad.

 

Esta actuación de mejora se enmarca dentro de la potenciación del Corredor Atlántico, que incluye la conexión ferroviaria con Galicia a través del eje A Coruña-Vigo-Ourense-León.

 

El objetivo final es aumentar la capacidad y fiabilidad de la red ferroviaria para incrementar los tráficos, tanto de pasajeros como de mercancías, mejorando la calidad del servicio. Además de las actuaciones orientadas a modernizar la red, el Corredor Atlántico incluye las conexiones ferroportuarias y otras instalaciones logísticas. El proyecto será cofinanciado con fondos europeos.

 

En la línea Guillarei-frontera portuguesa las obras incluyen la reparación de la trinchera entre los puntos kilométricos. 4/172 y 4/703, en el término municipal de Tui, el sostenimiento mediante claveteado de suelos y la disposición de bulones pasivos en una malla, además de otros refuerzos. Los trabajos contribuyen a la consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 9, que tiene entre sus metas desarrollar infraestructuras fiables, sostenibles y de calidad.

 

En la línea Monforte de Lemos-Vigo serán objeto de reparación dos trincheras, localizadas entre los puntos kilométricos 51/030 y 51/130 (término municipal de Ourense), se realizará un saneo del talud, retirada de bloques sueltos, limpieza de cunetas, reajuste de la malla de cable, así como su reparación y sustitución en los casos necesarios. También incluye un retaluzado para garantizar su estabilidad y nuevos sistemas de drenaje para reconducir las aguas superficiales.

 

Fuente.- La Voz de Galicia